martes, 10 de febrero de 2009

Crítica: EL CURIOSO CASO DE BENJAMIN BUTTON



* * * * *
Título original: The curious case of Benjamin Button
Año: 2008
Nacionalidad: EEUU
Duración: 166 minutos
Dirección: David Fincher
Intérpretes: Brad Pitt (Benjamin Button); Cate Blanchett (Daisy); Taraji P. Henson (Queenie); Julia Ormond (Caroline); Tilda Swinton (Elizabeth Abott); Jason Flemyng (Thomas Button); Mahershalalhashbaz Ali (Tizzy); Jared Harris (Capitán Mike); Elias Koteas (Monsieur Gateau); Phyllis Somerville (Abuela Fuller); Elle Fanning (Daisy a los 7); Madisen Beaty (Daisy a los 10)

Esta película trata sobre una historia de amor. Pero no una historia de amor cualquiera, sino una totalmente extraordinaria y maravillosa a la vez. La de un hombre que nace físicamente como un anciano, y termina el ocaso de su vida como un niño. Y la de una mujer con un crecimiento ordinario, pero que nunca olvidará a la persona más importante, especial y peculiar que jamás conocerá en su vida. No cabe decir que he salido encantado y emocionado del cine tras ver uno de los Títulos (en mayúsculas) claves del año. Por ello, quizás, este film ha recibido tantos premios y nominaciones...incluídos los Oscars.
Si hay un pero que ponerle al último trabajo de David Fincher es, si acaso, el uso de la voz en off para la narración del relato, y sobre todo, su larga duración: le sobra como una media hora de metraje. Y lo digo siendo un amante de las películas que duran mucho, pero en este caso le hubiera venido bastante bien al ritmo reducirlo en unos 30 minutos... algo que algunos/as espectadores/as más impacientes que yo hubieran agradecido en el alma (y no miro a nadie...)
Por lo demás, se trata de una historia muy bien contada con una fotografía espectacular de Claudio Miranda, habitual fotógrafo cinematográfico de Fincher (ya había trabajado con él en Seven (1995), The game (1997), El club de la lucha (1999), y Zodiac (2007)) y un diseño de decorados espléndido, milimétrico y merecedor de un Oscar. La banda sonora emotiva del francés Alexandre Desplat me recordaba en algunos fragmentos a composiciones de Danny Elfman, el habitual colaborador musical de Tim Burton, pero sabiéndose diferenciar de su estilo.
A pesar de que el bebé Button en el momento del nacimiento se nota que es un animatronic...el maquillaje realizado tanto para plamar las distintas edades del protagonita, como para Daisy o Queenie, es magistral y no sería de extrañar que se llevase una dorada estatuilla hollywoodiense el próximo 22 de Febrero.
Y las interpretaciones están impecables en todos los casos. Brad Pitt, demostrando una vez más que no es una cara bonita, sino uno de los actores más dúctiles de su generación; Cate Blanchett regalándonos otra de sus increíbles interpretaciones a las que nos tiene acostumbrados (es una de mis actrices favoritas actualmente); el descubrimiento de Taraji P. Henson, justamente nominada al Oscar por su papel de Queenie, la madre adoptiva de Benjamin Button; Jared Harris, impagable como el capitán de barco Mike; o la siempre impecable Tilda Swinton, que desde aquí echo de menos una nominación al Oscar como Actriz de Reparto por su papel de Elizabeth Abott.
A pesar de ser un drama, la película tiene sus pinceladas de humor, sobre todo en el personaje del anciano que recuerda las 7 veces que le alcanzó un rayo y la manera (imitando el cine mudo) en la que ese hecho está contado; y también con el Capitán Mike y su "obra de arte".
Una película inolvidable y que recomiendo su visión en pantalla grande a todas aquellas personas que tengan un corazoncito y les gusten las historias que emocionan.

3 comentarios:

Soleil dijo...

Recomiendo que la vean, la verdad me fascino! Es buenisima desde el principio hasta el final.Un argumento muy original.
Saluditos, es la primera vez que ojeo tu blog y a mi tb m gusta peter pan jajaja! Espero me hagas una visita!

Mekhi dijo...

Gracias por tu comentario y recomendación Soleil ;-)

Si te gusta Peter Pan... algún día te comentaré la teoría sobre el mismo, que tiene una amiga mía... a ver qué opinas tú... jejejeje

Prometo visitar tu blog!!

Saludos ;)

Santi dijo...

Bravo por tu análisis. Me he fijado en que coincidimos en todo lo que has comentado, los puntos de humor son geniales, el maquillaje y los efectos visuales también, el sonido de algunas escenas clave como la del submarino también y las interpretaciones que son de 10, incluyendo la de algunos secundarios gloriosos como Tilda Swinston y Jared Harris. Efectivamente yo también he encontrado el film un pelín largo, quizá solo eso, 30 minutos, pero debería haber sido algo más escueto.

Un relato emocionante y muy bonito, magia en estado puro. No es una película perfecta, pero es una imprescindible como bien dices. Un saludo ;) .